browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Zeus 2, un orejotas travieso

Publicado por en 4 septiembre, 2013

Le llegó el turno de presentación a Zeus, un amigo que vive en Getafe (Madrid) y que comparte su vida con “sus papis” María del Mar y Alejandro. Veamos lo que nos cuentan, y al final daremos unas pequeñas reflexiones y consejos sobre el tema de la ansiedad por separación.

¡¡Hola Jaco y Rubén!!

P1010425.JPG

Me llamo Zeus, soy un orejotas de 9 meses y vivo en Getafe, un pueblo de Madrid. Vivo ahora con mis papis, María del Mar y Alejandro, aunque os voy a contar un poco mi historia:

DSC_0003.JPG

Nací en una camada de 5 cachorros, tres hermanos y dos hermanas, y pronto nos separaron de nuestra madre. Estuvimos viviendo unos días con nuestra tía y sus dueños y al mes mi mami María del Mar, con Alejandro, me llevó a su casa.

2012-07-09 20.59.29.jpg

Era solo una bolita pequeña. Ella vivía con sus padres, sus hermanas y otro perrito, Goku, un Shih tzu de 4 años que es un hermano más para mí. Todos me recibieron con mucha alegría, querían jugar conmigo y me quieren mucho.

2012-07-08 09.39.30.jpg

Cuando tenía 5 meses, me fui a vivir con mis papis a una casa nueva. Ahora estamos los 3 juntos. Ellos me quieren mucho, me llevan a jugar, a pasear, a conocer nuevos sitios y nuevos perros y yo soy muy feliz.

DSC_0007.JPG

Aunque ahora, con tanto cambio, no me gusta nada quedarme solo. Cuando se van, me pongo muy triste y ladro y lloro sin parar. Alguna vez me he tenido que entretener con alguna cosa que encontraba por ahí hasta que llegaban, pero a mis padres no les hace mucha gracia. Intentan enseñarme, poco a poco, que por quedarme sólo no me tengo que asustar ni poner triste, aunque aún me cuesta. Espero que cuando sea más mayor se me pase,¡¡ jeje!!

2012-08-07 20.02.13.jpg

Lo mejor de todo es cuando me llevan a pasear y a jugar los fines de semana. Me llevan a los parques, donde ya tengo algún amigo con el que me lo paso muy bien, me llevan a dar largos paseos, también me llevan a conocer a más orejotas como yo en algunas quedadas de beagles que se hacen en Madrid…

image (8).jpg

En definitiva, soy muy feliz y me siento muy querido por mis papis y por toda la gente que me cuida y me protege. Yo también les quiero mucho a ellos y me alegro de que me cogieran y aguanten todas mis travesuras.

Espero que algún día nos podamos conocer, así podría venirse mi hermana orejotas, Lola, que también vive en Madrid y con la que nos vemos de vez en cuando.

IMG-20130101-WA0006.jpg

¡¡¡Muchos lametones!!

La verdad Zeus, es que eres un perrito precioso, al igual que tu hermanita Lola.

El tema de la ansiedad por la separación es algo muy habitual entre nuestros cachorros, ya que los beagles son perros que están acostumbrados a vivir en manada, bien con otros perros, bien con seres humanos, por eso cuando se quedan solos suelen tener esos problemas con las separaciones, pero es esa característica la que también les hace ser unos excelentes perros de compañía y fantásticos para las familias donde hay niños.

No hay una solución predefinida y que siempre funcione para solucionar esos problemas, ya que en ocasiones no hay manera de solventarlos, salvo poner a otro perro en casa que le haga compañía al que ya teníamos.

Como ya he dicho, no hay una solución predefinida y que funcione en todos los cachorros por igual. Es muy recomendable que desde que el cachorro llega a casa le enseñemos a pasar algún tiempo solo. Sé que suena un poco cruel, y que cuando uno tiene una bola de pelo recién llegada, lo que menos quiere es dejarlo solo al verse tan indefenso y tierno.

Lo mejor es intentar que el cachorro pase algunas horas al día en soledad, bien dentro de su transportin, bien en alguna habitación que tengamos habilitada a tal efecto. Como es normal, el perro al principio llorará, intentará salir rascando la puerta, etc…, pero si queremos lograr buenos resultados no tendremos que ceder a su chantaje. No estoy hablando de dejarlo solo 3 horas seguidas, sino ir haciéndolo poco a poco y en distintos momentos del día, para que el perro no asocie que todos los días a las 11 me van a encerrar, por ejemplo. Podemos comenzar con sesiones de 15 minutos, para luego ir aumentando de forma progresiva. Si se hace esto durante una semana, al final el cachorro se acostumbrará a pasar tiempo solo, para que llegado el momento, cuando tengamos que irnos a trabajar, el perro sepa que no hay nada malo en quedarse solo y que volveremos pasado algún tiempo.

Como ya he dicho, este método no es infalible, y no a todo el mundo le puede funcionar. No es el primer caso que conozco, que la única solución que encontraron sus dueños para superar la ansiedad por separación fue poner un nuevo cachorro en su vida. Me estoy refiriendo concretamente a nuestros amigos Vito y Duna, y tal y como ya han explicado en alguna ocasión María y Javi, la llegada de Vito a casa supuso un cambio en la vida de Duna que le hizo revitalizarse y superar sus problemas.

Lametones….

2 Ladridos a Zeus 2, un orejotas travieso

  1. Maria Del Mar Lorente

    Muchas gracias a Jaco y Ruben por aceptarnos como amigos en esta comunidad de orejotas.
    Y gracias también por los consejos. Actualmente estamos trabajando esas salidas cortas y progresivas con él y poco a poco va mejor, sobre todo por las tardes. Nos planteamos en alguna ocasión lo de otro perro, pero a veces pensamos que a lo mejor podría ser peor por si cogía la misma manía que Zeus. Aunque hemos comprobado que con otros perros no le pasa, tampoco les hemos dejado más de 3 horas. Es todo un dilema, je!!
    Gracias de nuevo.
    Saludos

    • Rubén

      Gracias a vosotros por presentarnos a Zeus, seguro que si estáis trabajando las salidas progresivas poco a poco iréis notando la mejoría. Saludos

Deja un comentario

Copyright © 2009-2011 Mi vida con un Beagle. Licencia Creative Commons. Puede usarse todo el contenido con mención expresa de su origen.