browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Nos queda tanto por aprender….

Publicado por en 3 mayo, 2013

Vamos a hacer una pequeña pausa en las presentaciones de amigos para hablar de algo que nos parece interesante, y esperamos que a vosotros también. Esperamos vuestros comentarios sobre lo que diremos al final de la entrada, ya sabéis que nos encanta saber vuestra opinión…

Recientemente estuvimos de viaje en el norte de Europa. Lamentablemente Jaco no pudo venir con nosotros, principalmente porque creo que el hacer viajar a un perro en avión no tiene que ser nada agradable para él, no por la duración del viaje, ni tener que ir en un transportin, sino porque por desgracia los animales suelen viajar en la bodega de carga, junto a las maletas, donde la temperatura no está regulada y a la altura a la que vuelan los aviones no hace precisamente un clima tropical…

El caso es, que durante nuestro viaje me llamó muchísimo la atención algo que no tendría porqué. Es algo que ya había podido constatar en otros viajes por Europa, sobre todo por el norte del continente. Allá donde íbamos, los perros siempre iban acompañando a sus dueños.

En ningún lugar se veían carteles a la puerta de los establecimientos prohibiendo la entrada a los animales (ni de 4 ni de 2 patas). La gente no protestaba por entrar en un bar o un restaurante y encontrarse con un perro junto a su amo. El hecho de que los perros compartieran el espacio con los humanos es lo más normal del mundo, y un ejemplo a seguir por otros países como el nuestro.

IMG_0102.jpg

Una panadería en un centro comercial y ahí está el dueño con su perro sin problemas

Aquí en España, todavía hay muchísima gente que tan sólo, con ver un perro atado a la puerta de un establecimiento (ya que no le han dejado entrar) suelta todo tipo de comentarios, y pasa a su lado gesticulando como si solo por acercarse al animal fueran a contraer el ebola.

Creo además, que no es una cuestión sólo de la opinión mayoritaria de los habitantes de esos países hacia los animales de compañía, sino que es una cuestión educacional. Aquí todavía nos encontramos con muchísimos padres que cuando se cruzan con un perro por la calle, aunque éste vaya atado e incluso con bozal, retiran a sus hijos de en medio, protegiéndoles de no sé que extraña amenaza que causa un animal paseando por la calle a su aire, y que no hace caso a esos niños con los que se va a cruzar; cuando todos sabemos que casi todos los niños desean tener un perrito. Esas actitudes lo único que le transmiten al infante es comenzar a sentir un miedo atroz hacía el animal, con lo que pueden darse dos situaciones en el futuro, que en cuanto vea a un perro salga despavorido huyendo, o bien, que se dedique a golpear a los perros cuando sea más mayor como un acto de defensa preventiva ante lo que el animal le pudiera hacer.

IMG_0104.jpg

Un restaurante, en donde no sólo permiten meter perros sino que además les dan agua sin pedirlo

También opino que es una cuestión de evolución dentro de cada sociedad. Aquí todavía hay una gran parte de la sociedad que piensa que los perros son animales de trabajo, y aunque así fuera durante muchísimo tiempo y en ocasiones lo siga siendo, las mascotas ahora son miembros de nuestras familias, con las que queremos compartir todos nuestros momentos y que en muchas ocasiones no podemos por las restricciones existentes de acceso.

Pienso que también tienen mucha culpa de la situación muchísimos dueños que tienen un perro por tener de todo y son incapaces de una mínima urbanidad consistente en recoger sus deposiciones en mitad de la calle, en un jardín o incluso en un pipí-can, tal y como se puede ver en infinidad de lugares a lo largo de nuestra geografía.

El caso es que si queremos ser totalmente europeos, hemos de empezar a luchar por implantar un cambio de mentalidad en muchísimas cosas, y una de ellas es el respeto hacia los animales y aprender de esos países. Para cerrar una reflexión que creo que expresa a la perfección lo que quiero decir…

“La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la manera en que se trata a sus animales”

 

Mahatma Gandhi

Feliz fin de semana…

9 Ladridos a Nos queda tanto por aprender….

  1. amparo

    Cada vez que leo algún artículo sobre este tema siento una gran envidia, pues co o tú buen dices Rubén aún mis queda muchísimo que aprender. Cuantas veces no me ha pasado lo de los padres que agarran a sus hijos o lo de la gente que mira al perrete como que fuera un arma de destrucción masiva, y claro a ti te toca callarte porque no merece ponerse a su altura.

  2. Irene L. Adler& Nuala

    Yo sé que tengo una perra grande (buenaza como ella sola, pero grande) y eso a la gente le intimida. El otro día paseándola, se nos cruzaron un padre con su hijo, ambos comiendo sendas empanadillas (hasta a mí me dieron apetencia), conforme se iban acercando a Nuala le iba llegando la olor y empezó a relamerse, el niño la vió y empezó a pegarse al padre (creo que pensaba que el motivo de las relamidas era él), el padre se dió cuenta y empezó a mover su empanadilla, con Nuala copiando con la cabeza los movimientos de la empanadilla. Soltó una carcajada y le dijo al niño:

    “Fulanito (no recuerdo el nombre), esa es una perra buena, fíjate está interesada en la comida, no en tí. Si tuviera los ojos fijos en tí y sin quitártelos de encima, entonces si podrías asustarte”

    Fue un comentario supersencillo, pero se me quedó grabado a fuego.

    Con respecto a mis experiencias en España, hay (por ejemplo) una panadería en mi barrio con la que podía entrar cuando Nuala era pequeña, y he visto entrar a varios dueños con animal. El local no tienen ninguna señal de “Prohibido mascotas”, hace un par de semanas me hicieron salir y atar a mi perra a un poste, porque decían que no permitían la entrada a animales. Con mi consecuente bronca con la dueña.

    Por otro lado, hay un bar/restaurante en el Puerto de Mazarrón que se llama Viggo’s, que no sólo siempre me permiten tener a la perra en la terraza, sino que le ponen una escudilla con agua y alguna vez le cae algo más.

    No sé si es conocimiento de clientela o que le gustan los animales, pero suelo volver varias veces a comer a lo largo del año, por el hecho simple hecho de no tener que dejar a Nuala sola en casa.

    • Rubén

      Hola Irene:
      Por fortuna en el Puerto de Mazarrón no sólo es el Viggo’s el te tiene ese trato hacia los animales, sino la inmensa mayoría de los bares de esa zona, pero esa actitud existe por la sencilla razón de que han aprendido que si no tratan así a los propietarios de perros perderían un mercado muy importante como es el de los extranjeros. La mayoría de los “guiris” van siempre con sus perros y si no pueden sentarse a comer con ellos, dan media vuelta y se van a otro lado.
      Te invito a que pruebes a sentarte en cualquiera de los bares y restaurantes del puerto y verás que todos te ofrecen agua para tu perra sin pedírselo. Aun así todavía habrá mucha gente que se sentará junto a ti (otros clientes) que te mirarán de mala manera o se quejarán porque hay un perro comiendo junto a ellos :(
      Así que hay zonas donde se ha avanzado, pero todavía nos falta un poco más para que puedan entrar en los locales, pues de todos esos sitios que hablamos son terrazas al exterior, y en Murcia eso se puede hacer todo el año, pero en otras zonas del país como Burgos, Bilbao, o el propio Madrid, el clima no permite estar en una terraza comiendo en pleno mes de Enero.
      Al final los dueños de perros terminamos en las puertas de los establecimientos como los fumadores! ;P
      Un abrazo

  3. Kuesks

    Es una pena lo de España, sobre todo el sur que es donde peor vistos estan nuestros compañeros de vida.
    A mi se me ocurrió preguntar en cualquier sitio al que me apeteciera entrar, para si dicen que no marchar a otro y que vean como pierden la venta. Creo que si ven que son muchas ventas las que pierden empezaran a levantar la mano, por supuesto por el interes economico 😉 que no estan los tiempo para despreciar clientela.
    Otra de mis apuestas es la de un listado de locales donde si sean bien recibidos, para que entre todos nos pasemos la información y podamos disfrutar de nuestro tiempo libre con quien queremos.

  4. Ana_Kira_Xsara

    ¡Vaya! Qué pena que no pudieras ir en coche… yo fui el verano pasado, desde mitad de junio a mitad de julio, de vacaciones por europa con las perras( dos beagles)… yo fui en coche, nuestra luna de miel en familia!!
    Nuestra ruta ordesa, francia, italia, austria, alemania y de vuelta por suiza, francia, gerona y madrid.
    Nos alojamos en hoteles tipo ETAP, IBIS, que admiten mascotas y los había por toda nuestra ruta y buscábamos todos los campings y hospedajes donde tampoco fueran un problema, y claro, hay de todo que admiten y que no, pero si notamos que en el transporte hay más facilidades para ir con ellos, que es más fácil poder entrar en un restaurante, porque ellos entienden que si vas con tu perro, es porque está adaptado al entorno y no va a provocar ningún desperfecto, que esta EDUCADO.
    Eso aquí ahora mismo, no es posible, porque aunque hay mucha gente que piensa como nosotros, todavía no existe una concienciación.
    Hay que tener a los dueños informados de lo que es tener una mascota civilizada, hay que tener a esas mascotas educadas y civilizadas, hay que informar también al resto de sociedad, que las mascotas existen y cómo convivir con ellas aunque no sean tuyas, además por seguridad hacia esos ciudadanos que no desean una o simplemente les tienen miedo.
    La mejor forma de llegar a todos… ¡con los niños!…

  5. Sugus

    Totalmente de acuerdo con todos vosotros. Somos europeos,pero según para qué cosas. Me dá mucha envidia (sana claro) el ver esas fotos Rubén, tu bien sabes que por aquí si queremos comer con nuestros perros tenemos que estar en las terrazas. Y además tenemos que dar gracias por vivir en unas zonas que la mayoría de días podemos estar fuera debido al buen clima. Yo mañana iré a comer fuera y como no a la terraza del camping. Me ha gustado mucho esta entrada y ojalá dentro de poco tengas que escribir otra diciendo que ya nos dejan entrar con los perretes a todos los lugares. Buen finde amigos.

  6. maispero

    Supongo que el problema está en algunos dueños que no son responsables y pagamos las consecuencias los demás, que no podemos llevarlos ni a la playa. Estuve en Torrevieja hace poco y vi unos restos muy desagradables, de alguno que lo pasearía de noche y no tuvo la decencia de recogerlo.

    Tengo una amiga en Suiza que dice que es el paraíso de los perros. A parte de que se puede entrar en cualquier sitio con ellos, me llamó la atención una foto que luego subiré al fb, de una fuente para perros, que me parece todo un detalle. Pero dudo que algún día veamos algo así en España, salvo que lo pidan los extranjeros, como hace poco, que leí que en una playa catalana donde veranean, han habilitado alguna playa para que puedan ir con sus perros, pero claro, ellos se saben comportar y a muchos españoles les falta educación y saber estar. Una pena.

    Por otra parte, lo que dices de lo mal que miran a los perros es algo que he tenido que sufrir desde hace mucho tiempo y cogerme unos cabreos monumentales, pero afortunadamente ya me voy serenando, y me he dado cuenta de que no merece la pena entrar al trapo, porque eso es lo que buscan y ya no les doy el gusto de discutir, porque lo único que consigo es llevarme un mal rato, así que eso que me ahorro ahora. Jeje. Si acaso les aconsejo que tengan un perro para no que no estén tan amargados jajaja

  7. Kira 10

    ¿Qué más se puede decir…? Nos separa un océano de educación de esos paises, pero entre todos quizá podamos ir cambiando las cosas un poquito. Primero, nosotros, los que tenemos un perro y nos duele ver como le desprecian de palabra, obra u omisión por acciones que otros cometen; es decir, eduquemos a nuestros perros lo mejor que sepamos y no consintamos nunca que sean una molestia para los demás (¿no hacemos, o hemos hecho esto con nuestros hijos?) y, despues movámonos para que nuestros perros sean admitidos en lugares públicos.

    Ya lo habéis dicho, los negocios se mueven por el dinero, así que hagamos publicidad de los lugares en los que podemos ir con nuestro perro. Somos muchos y las redes sociales propagan la información a increible velocidad. De esta manera, no sólo nos beneficiamos todos conociendo los lugares en los que somos bien recibidos, sino que los propietarios, por amor a los animales, o sólo por interés económico, tomarán nota.

    Y, para no cansaros, nos queda un largo camino, pero es necesario que demostremos con nuestras acciones y actitudes que un perro no es un problema sino un ciudadano más y, además, de los buenos.

    Un saludo a todos.

  8. Sonia Lamana

    Hola! Yo también tengo un beagle, y comprendo lo que nos cuentas! Sólo nos queda paciencia y esperar… Me encanta como sale en las fotos, si quieres aprovechar alguna de estas que tienes hechas, puedes participar en el concurso de Teka en facebook, y ganar el premio de la barbacoa, que acaba mañana!! Este es el link, por si te interesa
    https://www.facebook.com/TekaGrupo/app_154581087931912?ref=ts

Deja un comentario

Copyright © 2009-2011 Mi vida con un Beagle. Licencia Creative Commons. Puede usarse todo el contenido con mención expresa de su origen.