browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Aker, un amigo pamplonica.

Publicado por en 4 febrero, 2013

Hoy llega a engrosar la lista de amigos y bonito beagle que se llama Aker y nos visita desde Pamplona. La presentación viene contada por el propio Aker, pero el correo donde se incluía nos lo envió su amito Iñaki.

Os recomiendo que leais su historia, porque alguna de las cosas que cuenta hace poner los pelos de punta…

¡Hola Jaco!

Me llamo Aker y vivo en Pamplona aunque nací en un pueblo de Navarra, Miranda de Arga allá por Octubre del año pasado. Aquí en el blog he visto historias de algunos de los que creo serán mis hermanos y hermanas orejones.

Llegue a casa cuando apenas tenia dos meses. Era el mas gordito de la camada por lo que ya fui avisando a mis dueños del apetito que venía conmigo jeje.

Las primeras noches para mi solo eran lloros aunque el abrazarme a una botella de agua templada me hacia sentirme mejor.

Mis primeros paseos eran eternos, no podía andar cuatro metros sin que alguien se parara para achucharme, ¡que pesados! ¡yo sólo quería oler, oler, comer, oler… y comer todo lo que resaltara un centímetro del suelo!

Tengo mucha afición por morder cosas, es que como resistirte a tirar de los bajos de los pantalones de tus dueños…y después de dos camas destrozadas mis dueños aconsejados por otros han decidido dejarme solo una toalla vieja, y como me gusta!

Aprendí rápido a dar la mano a la gente pero sin premio me cuesta mas…

Cada mes si tengo suerte voy a la estación a recibir a una de mis dueñas que viene de Barcelona a pasar unos días con la familia, sí, mi familia. Mi cola no deja de moverse de lado a lado como nunca.

Muchos días me llevaban a seguir rastros de conejos porque me lo pasaba muy bien y me hacían cansarme para no descargar esa energía en casa. Uno de esos días cuando tenía unos cinco meses, estaba paseando por los campos donde persigo conejos, atravesé una gran acequia y salte a la carretera. Solo oía ruidos a mi alrededor pasándome a mucha velocidad hasta que al final algo muy grande me paso por encima…

Pase la noche en el médico y con toda mi familia pendiente de mí minuto a minuto. A los dos días tuve que ser operado porque tenía la pata delantera destrozada, la cadera fracturada y heridas por el cuerpo.

Toda la operación salió bien y me reconstruyeron mi patita aunque ya me dijeron que iba a quedarme un poco cojo. Para mis dueños lo único importante era que volviera a casa con ellos. Fue un tiempo duro para todos…

¡Fuera los malos recuerdos! Me recuperé como un campeón y volví a correr, morder, saltar y buscar a mis queridos conejos. En julio sentía el revuelo en casa y me prepararon porque empezaba San Femín, así que pañuelito al cuello y a posar.

Volví a salir con mis amigos que hacia tiempo que no veía. Sigo comiendo todo lo que veo: pienso, verduras, fruta, jamón, papel, plástico, calcetines, zapatillas…normal que luego vaya tanto al baño…

Ahora soy muy feliz dando largos paseos y corro casi tan rápido que ni yo me lo puedo creer. Soy demasiado sumiso y es que la bronca no va conmigo, paz perruna paz! Y si no pues me camuflo en mi cortina, que es otra de las cosas que más me gusta.

Tengo pocos amigos beagles por la zona pero cada vez que me encuentro con uno que intenten pararme las patas jeje por si acaso yo siempre vigilo por la ventana a ver si veo más orejones y quien sabe si mi media orejona!

Mi dueño me ha hablado de las quedadas pero entre su trabajo y la lejanía no pudimos ir. Si hay suerte otra vez nos pillará mas cerca e iremos a dar guerra.

¡Hasta otra Jaco!

Aker, tengo que decirte que me ha recorrido un escalofrío por todo el cuerpo cuando has contado que te atropellaron. Gracias a Dios y a las manos del veterinario que te atendió todo quedó en un susto, y por lo que dices te has recuperado muy bien, pudiendo volver a correr, saltar y llevar una vida de lo más normal.

Supongo que esa experiencia te sirvió de aprendizaje y ahora no saltes a las carreteras, y mucho menos que se te ocurra salir en los encierros del año que viene, creo que sería el primer beagle que corre los Sanfermines, aunque seguro que te pones a aullar a los toros, estos se asustan y suspenden el encierro.

Bienvenido y enhorabuena por tu recuperación.

Lametones

3 Ladridos a Aker, un amigo pamplonica.

  1. Hadrian

    Emocionado con tu historia Aker, suerte que no has puesto imágenes en video… todos llorando!, eres muy guapo, (casi tanto como mi Walter… je je je…). Tienes fortuna y has ido a parar a casa de humanos civilizados… no siempre es así… te deseo que seas muy feliz y que tengas suerte!… ah!… y felicidades a tus humanos!

  2. doki

    Kaixo Aker!! Cuanto tiempo tienes?? Creo que mi perrito doki puede ser tu hermano!! Doki nacio en junio/julio del 2011 en Miranda de Arga!

  3. NATI

    NOS ALEGRAMOS QUE YA ESTES BIEN,BUENO CUANDO QUIERAS VENIR A VEROS AQUI ESTAMOS DOS OREJOTAS Y UNA OREJOTA ESPERANDOTE.BESOS Y CUIDATE MUCHO

Deja un comentario

Copyright © 2009-2011 Mi vida con un Beagle. Licencia Creative Commons. Puede usarse todo el contenido con mención expresa de su origen.