browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Max3, un nuevo amiguito de origen desconocido.

Publicado por en 23 enero, 2013

Seguimos recuperando presentaciones de esas que se quedaron pendientes antes de nuestro último parón. Hoy os presentamos a Max. La verdad es que la presentación que nos remitieron es preciosa y casi perfecta, tan sólo le ha faltado incluir desde donde nos escriben y los nombres de sus dueños.

Suponemos, por la forma de expresarse a lo largo de todo el texto, que nuestros amigos viven en Sudamerica, pero no nos atrevemos a concretar el origen exacto.

Ahora os dejo con su presentación y al final daremos nuestra opinión sobre una cosa que se señala en la entrada…

Hola me llamo Max,

Nací el 28 de Marzo de 2012, llegue a un hogar de dos queridas damas que se han encargado de darme amor, dedicación y cuidados.

Cuando llegue a mi hogar fue como un regalo por lo que me aceptaron sin titubeos tenia tan solo 36 días de haber llegado al mundo.

Inicialmente sufrí un poco, pues era muy chico y extrañaba a mi madre, me hacia falta su calor y su presencia mientras cuidaba mi sueño, echaba de menos su comida calientita. Sin embargo con el paso de los días y gracias a los esfuerzos de mis amos que me cuidaban y adecuaban mi camita para que no me sintiera solo, me fui acostumbrando a mi nuevo hogar, mi nuevo ambiente y a la compañía de mis amos que día a día me entregan su amor.

Al cumplir el tiempo adecuado para las vacunas que a todos nos corresponde, mi médico veterinario decidió no hacerlo conmigo por que yo tenia anemia y un problema de piel que estaba afectando mi pelaje, por lo que me inicia un tratamiento sin garantizar que yo tuviera vida plena por lo complejo de la anemia.

Sin embargo mis amos muy juiciosos siguieron las indicaciones medicas y cuidaron de mi hasta que vieron la evolución positiva de mi estado, luego mi médico veterinario dijo que en cuanto estuviera perfecto de salud me podía vacunar, hasta entonces yo no podía salir a la calle para evitar el riesgo de infección y contaminación de alguna enfermedad.

Fue difícil por que yo quería salir corriendo como los demás, en cambio tuve que estar muchos días en cuarentena mientras con el tiempo me recuperaba.

Pues les cuento mis queridos amigos que sólo hasta mis 4 meses de edad y sólo después de tener al día todas mis vacunas, pude salir a la calle, un mundo nuevo para mí y el cual traía consigo algunos temores, desde entonces salgo a caminar con mis amas todos los días dos veces al día.

Soy un Beagle feliz, me encanta el viento, bate mis grandes orejas y me dan ganas de salir corriendo por verdes pastos.

Como todos los de mi clase, he sido travieso, he cometido algunas picardías, soy muy juguetón, me encantan los niños, y disfruto cada vez que salgo de paseo.

He aprendido algunas cosas de disciplina que mis amos me han enseñado, como mucho, me encanta el alimento que me dan y es mucho mas rico cuando lo acompañan de un concentrado de carne que me fascina, pero no es sólo eso lo que me gusta comer, además me gustan las verduras como la zanahoria, la habichuela, la cebolla, la lechuga entre otras, y de postre me encanta la fruta como las fresas, el mango, el banano, la piña y un poco de manzana, no tengo queja por que tengo una dieta muy balanceada.

Hoy ya tengo seis meses, soy un cachorro fortachon y muy guapo y seguramente les seguire mostrando mis hazañas para robar el corazón de las personas que me aman.

            

Bienvenidos, por supuesto Max es un cachorro precioso, aunque seguramente ahora ya tendrá más de 6 meses y se encuentre en plena adolescencia.

Lo que me gustaría comentar tiene que ver con la edad en la que Max llegó a su casa, tan sólo 36 días. Hay que tener mucho cuidado sobre con que edad debemos llevarnos a nuestros orejones a casa, y esto lo digo porque cuando uno compra un cachorro tiene una gran ansiedad por tenerlo lo antes posible, al igual que muchos de los dueños de las perras que los han tenido, por entregarlos cuanto antes.

Hay que ser conscientes de que la separación antes de tiempo del cachorro de su madre y hermanos puede producir problemas a la larga a los cachorros. En primer lugar porque al haberlos destetado muy rápido puede suponer problemas en la formación del perro hacia el futuro, en cuanto a que no haya recibido todos los nutrientes básicos para su desarrollo desde el primer momento.

Otro problema que puede surgir por la separación antes de tiempo, son problemas de conducta en los animales, y sobre todo en el tema de los mordiscos y la agresividad. Un perro separado demasiado pronto no habrá aprendido a limitar la intensidad de sus mordiscos jugando con sus hermanos, que es como aprenden los cachorros, y puede que también tengan un carácter demasiado egoísta y protector de lo suyo, al no haber pasado suficiente tiempo con el resto de la manada para aprender a compartir.

Así que cuando vayáis a poner un cachorrito en vuestras vidas, intentad que al menos hayan transcurrido de 8 a 10 semanas antes de que os lo entreguen, por el bien de los animales y el vuestro propio.

Un Ladrido a Max3, un nuevo amiguito de origen desconocido.

  1. Fer y Athos beagle

    Que es lindo Max, felicitaciones a sus amitos!!

Deja un comentario

Copyright © 2009-2011 Mi vida con un Beagle. Licencia Creative Commons. Puede usarse todo el contenido con mención expresa de su origen.