browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Kira 10, una nueva amiguita desde Ávila

Publicado por en 1 octubre, 2012

Sigue creciendo la familia de amigos de este blog. Con la presentación de hoy de nuestra Kira núm. 10, alcanzamos ya la nada despreciable cifra de 313 amigos presentados, más los que vienen en las próximas entradas y aquellos otros que aunque nos siguen, aún no se han atrevido a presentar a su orejón.

Kira vive en una ciudad amurallada, Ávila, rodeada de una familia compuesta por 4 personas (Ángel, Pilar, Oscar y Alberto), y a pesar del frío que suele hacer allí en invierno le encanta salir a pasear por el campo y el monte…, pero creo que es mejor que leais su presentación, porque lo cuenta todo mucho mejor que yo….

Hola Jaco, Rubén y todos los amigos de mibeagle.com.

Ya hace tiempo que sigo las andanzas que compartís en este blog y en Facebook, y creo que ya es hora de que yo también haga mi presentación.

Me llamo Kira (Kira DeXaraiz) y pertenezco a una curiosa familia, compuesta por los padres (mis padres adoptivos), Ángel y Pilar y sus hijos, Óscar y Alberto, ya mayores. Los cuatro tienen un extraño aspecto (o eso me pareció al principio), no tienen pelo más que en la cabeza y las orejas pequeñísimas, andan en dos patas y no saben ladrar, aunque continuamente están haciendo ruidos con sus bocas (hablar lo llaman ellos). Yo, en cambio, soy perfectamente normal, peluda, orejona y con una nariz capaz de distinguir cualquier olor a distancia… lo que viene siendo un beagle, vamos.

Nací el 25/02/2012 en un pueblo de Cáceres, Jaraíz de la Vera y, tras pasar mis dos primeros meses de vida con mi madre y mis hermanos, me vine a vivir a Ávila con la gente que antes he descrito. Poco a poco me he ido dando cuenta de que no son tan raros, lo que pasa es que son humanos y, a pesar de ello, buena gente. Son mi familia y me quieren como uno más de ellos, así que puedo decir que soy una beagle feliz.

Casi nunca estoy sola en casa y salgo a pasear varias veces al día, pero lo que más me gusta es jugar con otros perros en el parque y comer palos, bueno también me gusta comer cualquier cosa que encuentro en el suelo (a veces con consecuencias poco agradables, gastrointestinalmente hablando), aunque a mis dueños esto les parece muy mal y me regañan, incluso me lo sacan de la boca cuando ya lo estoy saboreando. Si ellos comieran pienso todos los días, seguramente también les gustaría probar otras cosas, y en el suelo hay tantas… ¿Qué pensáis vosotros?

A veces, sobre todo al principio, Ángel, que es bastante neurótico, se desesperaba un poco conmigo, pero es porque nunca antes había tenido un perro y está aprendiendo a vivir con esta nueva responsabilidad. Pero a mí me pasa lo mismo, nunca antes había tenido dueño y también estoy aprendiendo. Pero vamos superando los momentos de dificultad gracias a Pilar (¡cuánto la quiero!) y a los consejos de nuestro amigo José Antonio (¡qué haríamos sin él!) y, sobre todo, gracias a que en mi familia todos me quieren y se preocupan por mí. Yo también los quiero a ellos y las travesuras que hago de vez en cuando no es por fastidiarles, es sólo porque soy un cachorro y ellos, aunque a veces tienen que respirar hondo un par de veces, así lo entienden.

Me han comprado un montón de juguetes de goma para que distraiga mi ansia de morderlo todo, pero a mí lo que realmente me gusta es destripar cojines. No hay nada comparable a morder la cremallera de un cojín (si no tiene cremallera, las esquinas también son bastante vulnerables) sacar todo el relleno y esparcirlo por el salón para que parezca que ha nevado, ¿a que es guay? Pues, ya veis, a mis dueños no les gusta. Al menos la última vez que lo hice pusieron una cara de funeral que no te cuento. No me regañaron porque han leído que si no me pillan en plena faena no soy capaz de relacionar el castigo con lo que he hecho (¡qué inocentes!), así que en esta ocasión me fui de rositas (ya tengo elegido mi próximo cojín-víctima, sólo espero el momento propicio).

Bueno, como presentación creo que es suficiente (seguramente excesivo, culpa de Ángel, que es un rollo de tío), espero que os gusten las fotos que os mando y que sigáis manteniendo activo este blog durante mucho tiempo, para disfrute de los amantes de los perros en general, y de los beagles en particular.


Un enorme lametazo para todos y un fuerte abrazo de Ángel y Pilar. Hasta siempre.

¿Qué quieres que te diga Kira? ¿Qué la presentación es larga? NO, ¿Qué los cojines con relleno son lo mejor del mundo para destrozar y esparcir el relleno? Por supuesto, y eso es porque aún no has descubierto los peluches, que también mola un montón su relleno.

También tengo que decirte que eres una perrita preciosa, y se ve que disfrutas en tus paseos por el monte.

Agradecemos enormemente tus palabras sobre el blog, y nos alegra que te guste e incluso que les haya podido servir de ayuda a Ángel y Pilar en algún momento, esto está lleno de dueños novatos empezando por el mío. Intentaremos mantenerlo “en antena” el máximo tiempo posible, pero ya me ha llegado a mis oídos que cuando yo no esté dejarán de escribir, supongo que será por lo duro que les será continuar con él sin mi ayuda…, pero eso será dentro de muchísimos años, así que mientras tanto habrá que aprovechar y seguir en contacto.

Muchísimos lametones para ti, guapa, y un abrazo fuerte para tus amos.

Un Ladrido a Kira 10, una nueva amiguita desde Ávila

  1. chusa1972

    Una presentación preciosa, como tú. Ains, los cojines, la debilidad de la mía. Yo los tengo cosidos porque un día se tragó el cierre de la cremallera, aunque fue de una almohada. Un abrazo

Deja un comentario

Copyright © 2009-2011 Mi vida con un Beagle. Licencia Creative Commons. Puede usarse todo el contenido con mención expresa de su origen.