browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Sucre, un amigo platense

Publicado por en 25 julio, 2012

Seguimos recibiendo presentaciones y actualizaciones de amigos, lo cual nos hace muy felices, y aunque en breve nos iremos de vacaciones, que nos lo merecemos después de este duro año, intentaremos continuar publicando, aunque es muy probable que durante gran parte del mes de agosto no haya nuevas actualizaciones.

Hoy os presentamos a un amiguito que se llama Sucre. Sus dueños Victoria y Juan Manuel decidieron que a pesar de la distancia querían que Sucre se incorporara al club de amigos de Jaco, motivo por el cual nos remitieron su presentación, la cual os dejamos a continuación.

Hola Amigos:

Sucre Nació el 25 de mayo y llegó a casa exactamente un mes después el 25 de junio. Sí!! han pasado sólo 12 días desde que Sucre está con nosotros, pero parece toda una vida porque ya hemos atravesado por muchas aventuras. El día que nos lo trajeron (fue mismísima dueña de su papá, Walter) nos contaron sobre el blog y nos indicaron que allí podríamos encontrar mucha información para conocer más sobre los beagles. Claro que enseguida nos enganchamos mucho con el blog y veíamos que nos sucedían experiencias muy similares. También nos fue de ayuda en muchas cuestiones, es por eso que queremos saludarlos y felicitarlos. ¡Nos hemos encariñado con Jaco y sus amigos de todo el mundo!

Sucre llegó a nuestras vidas para alegrarla. Si bien nuestro departamento es pequeño y sabíamos el riesgo que eso implicaba, fue más fuerte el deseo de tenerlo.

El día que llegó a casa.jpg

Las primeras cinco noches, se despertaba varias veces y lloraba mucho, pero nos turnábamos para venir a mimarlo, darle un poquito de comida, y hacerlo dormir de nuevo. Realmente fue bastante agotador, en especial porque una tarde tuvimos la mala idea de llevarlo a dormir la siesta con nosotros a la cama, lo que para él significó tocar el cielo con las malos. Y por la noche, hasta se la ingenió para subir algunos escalones para ir hasta la habitación, que está en la parte superior del departamento.

Después de reconocer nuestro error, nos propusimos no hacerlo más y que se acostumbre a dormir en su camita. Nos llama la atención, y a su vez nos alegra enormemente, que en las últimas noches, sólo se ha despertado muy de vez en cuando, y tras llorar un rato y no obtener respuesta, ha vuelto a dormir profundamente (y a veces, con unas ronquidos que son motivo de risas para nosotros).

Durmiendo con Popys, la primera noche.jpg

También tenemos que destacar que rápidamente ha aprendido a hacer sus necesidades sobre un diario. Es más, descubrió un trapo en el baño y se acostumbró a hacer caca allí. Es que el chico es muy educado!
Hoy decidimos quitar el trapo del baño y los diarios que estaban en el comedor donde hacía pis, y pusimos los diario en el baño, para que haga ambas cosas allí. Y Sucre acudió sin problemas! ¡No se dan una idea de nuestra alegría! El señor va al baño, literalmente, a hacer sus necesidades.

Por otra parte, elegimos su nombre por “Fernando Sucre” un personaje de nuestra serie preferida: Prison Break. Sucre es el amigo fiel y simpaticón del protagonista de la historia y nos pareció que se adecuaba a nuestro cachorro, porque también es eso lo que buscamos al adquirirlo: un compañero para compartir aventuras! Desde hace ya varios días, Sucre responde a su nombre y viene cada vez que lo llamamos.

ayudando a mamá a trabajar.jpg

Si bien es muy travieso en los momentos en los que está despierto, y le encanta ser el centro de atención (cómo para que no le guste, si no ha parado de desfilar gente por esta casa desde su llegada, para venir a conocerlo!), la verdad es que duerme mucho.
A veces, juega un rato y ¡ZAZ! se queda dormido encima de uno en la mitad del juego.

Otra de las cosas maravillosas que Sucre ha hecho en estos días es aprender a reconocernos como sus dueños, cada vez que llegamos a casa nos hace un festejo bárbaro, lo mismo cuando nos levantamos. Eso sí, cuando nos vamos se queda llorando detrás de la puerta. Ayer descubrió que cuando nos colocamos los abrigos es señal de que lo vamos a dejar, y con carita triste se refugió atrás de la cortina.

Ahora bien, tenemos que seguir trabajando mucho, en especial porque como todo beagle, es cabezón e insistente en sus travesuras, pero no podemos negar que nos esta haciendo muy felices.
Sucre es muy cariñoso, cada vez que nos acercamos nos da muchos besos y anda correteando por la casa detrás de nuestros pasos… eso sí, cuando no anda durmiendo!
Este el comienzo de una gran y hermosa aventura, tal como nos imaginábamos, y ya estamos disfrutándola!

en las pantuflas de papá.jpg

Mandamos saludos para todos los dueños y lengüetazos de Sucre para sus nuevos amigos!!!

Desde Argentina, Victoria y Juan Manuel.

En primer lugar hay que decir lo guapo que es Sucre, que es un cachorrito precioso y muy inteligente por lo que contáis. Luego agradeceros las buenas palabras que habéis tenido para con nuestro blog, es un placer saber que lo que hacemos le es de utilidad a alguien, sobre todo cuando se encuentran tan lejos de nosotros, pero a su vez tan cerca gracias a internet.

También tengo que alabar la bonita presentación que nos mandáis, porque a pesar del poco tiempo que Sucre lleva con vosotros, nos contáis como ha sido vuestra vida con él hasta ahora, y hasta el porqué de su nombre, lo cual es de agradecer y ayuda a que le conozcamos mejor.

De momento es un dormilón, lo cual es normal, pues no es más que un cachorro, pero en breve empezará a ser ese tormento que todo cachorro juguetón es, así que preparaos porque la diversión comenzará entonces.

Un fuerte saludo para vosotros y un grandísimo lametón para Sucre. Sed bienvenidos y esperamos más noticias vuestras.

Un Ladrido a Sucre, un amigo platense

  1. José Manuel R. H.

    Fantástico fantástico, unos días preciosos los que habéis pasado con él. Ojalá mis padres me dejaran tener uno, soy hijo único y me aburro bastante, me he metido de lleno en la historia que contaban, hasta me he reído imaginándome a Sucre dormirse mientras juega, xD que monada. Esta raza es magnífica, lástima que no haya podido conocer a ningún Beagle en vivo :(

Deja un comentario

Copyright © 2009-2011 Mi vida con un Beagle. Licencia Creative Commons. Puede usarse todo el contenido con mención expresa de su origen.