browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Lara, una perrita desde Ciudad de México

Publicado por en 16 mayo, 2012

Hoy os traemos la presentación de una nueva amiguita que nos visita desde Ciudad de México, así que viene desde el otro lado del Atlántico. La presentación nos la remitió Lorena, su “mamá”, y nos cuenta como han sido estos primeros meses con ellos, pues aunque fue un regalo de reyes, la tienen en casa desde primeros de febrero.

Veamos lo que nos cuentan…

Hola, soy de la Ciudad de Mexico y desde el 12 de febrero tengo a Lara, ella es una beagle tierna, juguetona y traviesa como todos los beagles. Llegó a casa un mes después de que los Reyes me la dieron como regalo, pero tenia que esperar hasta que cumpliera 2 meses.

2012-02-10_19-00-42_405.jpg

El primer día, camino a casa iba muy nerviosa en mis piernas y aunque yo la protegía yo no dejó de temblar. Le dio tanto nervio y el camino fue tan largo, que volvió el estomago. Antes de llegar a casa pasamos con la veterinaria para que la revisaran e hicieran de una vez el calendario de sus vacunas y compraron mi comida. Al llegar a la casa lo primero que le dimos fueron unas pantuflas, así que desde ese día son su mayor debilidad, más si son las mías en forma de perros, unas que son de Snoopy.

Lara pc.jpg

La primera semana se enfermó del estomago, hizo “popo” con sangre y casi llorando corrí al veterinario donde, solo le dieron medicina y unas inyecciones medio dolorosas, pero en fin solo así mejoró y ahora me cuidan porque todo lo que encuentro me lo quiero comer. Mi marido desde el primer día acomodo su camita junto a su lado de su cama y si lloraba le tranquilizaba bajando sus manos para acariciarle. Ahora con las semanas, ya en la madrugada se sube a dormir a sus pies y cuando dormimos profundamente si tiene espacio se duerme entre nosotros como el bebé que es, solo que a veces le estorbamos y nos da unas pataditas.

lara tv.jpg

Ya sabe dar la manita, sentarse y pedir por favor, aunque también aprendió a subirme a la mesa del comedor y comer lo que encontraba ahí, aunque ahora ya no le dejamos nada. Le gustan mucho los muñecos de peluche sobre todo uno que canta Jingle Bells, ya lo he parcheado varias veces porque le gusta el relleno y le dejo saborearlo.

Estos meses con un beagle han sido para nosotros estresantes pero al mismo tiempo súper lindos, Lara es un amor, nos come a besos y nos acompaña siempre, ya incluso de fin de semana a Cuernavaca, siempre dude en tener un perro y mi esposo me rogaba y me rogaba y ahora se que no podría vivir sin ella, es mi compañía, ya es parte de mi familia y la quiero mucho; algún día espero tener un cachorrito de mi Lara para hacer crecer esta manada.

Ahora tras la presentación, tengo que decir que Lara es una perrita preciosa, que se ve muy juguetona y cariñosa, y estoy seguro que de os llena de amor y os colma con caricias. Menos mal que al final tu marido logró convencerte Lorena, porque hasta que Lara llegó a tu casa, no sabias lo que te estabas perdiendo al poner un perro en tu vida.

Un lametón muy grande desde España para Lara y toda la familia, y por supuesto para todos aquellos amigos que nos leen y siguen desde el continente americano, así como desde otras partes del mundo, os apreciamos muchísimo desde aquí.

Deja un comentario

Copyright © 2009-2011 Mi vida con un Beagle. Licencia Creative Commons. Puede usarse todo el contenido con mención expresa de su origen.