browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Hace tiempo que no contabamos algo…

Publicado por en 11 mayo, 2012

Como todos sabéis el título de esta bitácora es «Mi vida con un Beagle», así que principalmente el propósito de la misma era contar como es mi vida con Jaco, pero últimamente no dispongo del tiempo ni tampoco ocurren cosas lo suficientemente importantes como para hacer una entrada. La última vez que escribimos sobre nosotros fue a finales de Febrero, así que creo que ha llegado el momento de contar algo, aunque no sea muy destacable.

De lo mejor que nos ha pasado últimamente es que hemos tenido visita. Nos vinieron a ver nuestra amiga Xana desde Almería, y Luna desde Madrid, y lo mejor que es que pasamos un día fantástico los 3 juntos. Seguro que ya habéis visto alguna foto de los 3 orejones extenuados tras pasar una mañana de carreras por la playa y otros juegos. Lo peliagudo fue que Luna no quiso meterse en su cama a dormir, así que tuve que cederle la mía, incluso intentó dormir en la de Xana, pero al final todos quedaron exhaustos y durante 5 minutos no supimos que teníamos perros, pero no fue más que una carga rápida de pilas, para seguir jugando por la tarde.

IMG_8996.JPG

Jaco, Xana y Luna, por fin durmiendo...

Xana se marchó esa tarde junto con Mª Jesús y Jesús de regreso a Almería, pero Luna se quedó con Jaco otro par de días. La verdad es que lo pasaron muy bien juntos, se nota que ambos están pasando por el estrés postraumático de la llegada de un bebé a casa y haber perdido su protagonismo, pero lo llevan ambos muy bien, y siempre están pendientes de sus «hermanitos» humanos.

Precisamente de esa nueva «pendencia» quiero hablar hoy, otra vez sí, se que últimamente no hablo nada más que de Jaco y Gabriel, y como se relacionan, pero es que nuestras vidas están totalmente dominadas por el pequeño de la casa y cuando hay cosas buenas que contar, se cuentan, para que todos aquellos que piensen que no hay esperanza para sus beagles, se den cuenta de que con el tiempo terminan entrando en razón… 😀

El caso es que el otro día, tras toda una tarde paseando al lado de la playa, por el paseo marítimo, ya estábamos regresando, cuando de repente Gabriel desató sus pulmones en un llanto hipo-huracanado. No sé muy bien cual era el problema, si era cuestión de sueño, hambre, cansancio, o una mezcla de todo un poco. Ante el llanto, Jaco se quedó parado junto a mi, con una mirada que decía «¿Qué le pasa?»

Ante tal situación de emergencia, no me quedaba otra solución que sacar a Gabriel del cochecito para intentar calmarlo, y recorrer los 700 metros de distancia que nos quedaban hasta casa con el en brazos. La cosa era peliaguda, un niño en brazos que pesa 10,5 kgs. en canal, un cochecito de bebé, y un beagle…, no sabia si iba a poder salir bien parado de esa. Le pedí a Jaco que se sentara para poder quitarle la correa, y que por favor no se fuera a investigar olores ni nada por el estilo, tenía que intentar llegar a casa cruzando por dos carreteras con todo el grupo de una pieza.

Lo primero que me sorprendió es que pareció que Jaco me había entendido, y pendiente de los llantos de Gabriel, vino junto a mi durante todo el camino, parando en los cruces, y pasando cuando se lo ordenaba. Parecía que estuviera controlando a Jaco mediante control mental, como se portó. No sé si Jaco era consciente de la situación de alerta por los llantos de Gabriel, que se calmó en cuanto lo cogí en mis brazos, pero la verdad es que su comportamiento fue digno de alabar.

No contento con eso, cuando llegamos a casa se tumbó en su cama y espero a que pasase la «crisis» para volver a asomar la cabeza. Más tarde, Gabriel tuvo su primera pesadilla, y se despertó llorando como si fuera el fin del mundo. Por supuesto acudimos todos los miembros de casa a la habitación a intentar calmarlo, y Jaco estuvo allí pendiente, incluso en un par de ocasiones se puso a dos patas y me golpeó con su patita como diciendo «-¿Qué le pasa, por qué no le calmas?»

Son estos momentos los que me hacen querer aun más a mi beagle, los que me enseñan que todo el cariño que me da es a cambio de nada, y que aun habiendo sido desplazado en casa por Gabriel, él va a ser su mejor amigo y defensor, y va a estar ahí para todo lo que quiera.

Además Gabriel últimamente no hace más que reírse como un loco cada vez que ve a Jaco, incluso ya hemos tenido que atajar un par de intentos de coger sus orejas por parte del enano. Me temo que la próxima entrada que escriba hablará de los primeros tirones de orejas y la reacción del pobre Jaco…

4 Ladridos a Hace tiempo que no contabamos algo…

  1. jose, yoly y Budy

    Enhorabuena por Jaco, tantas horas de entrenamiento dan sus frutos 😀 Saludos Ruben y Cia 😀

  2. gemma

    Yo creo que los beagles tienen un entendimiento especial…
    Rocco se suele portar medianamente bien,porquesiempre esta buscando algo que trastear o destrozar parallamar la atencion,perosile pides de unmodo humano que POR FAVOR se porte bien…lo hace!!
    Aunque si la situacion no lo requiere realmente…no hay quien los pare!!
    Saludos a todos!!

  3. Luna, Raquel Juan

    Que bien lo pasamos con tan buena compañía!!! A Luna le ha sentado fenomenal el Finde, desde que hemos vuelto ha recuperado «ganas de jugar» con todo el mundo. El doctor Jaco y su auxiliar Xana aplicaron a Luna una inyección de estimulina forte y desde entonces esta mucho mas activa y obediente. Gracias Jaco. Gracias Xana.

    • Rubén

      Nos alegramos muchísimo de que la terapia le sentase tan bien a Luna. Da gusto volverla a ver tan activa como antes y que vaya asumiendo su nuevo papel en la configuración de casa. Además ha mejorado muchísimo en las peticiones de comida a la mesa, lo cual es síntoma del buen trabajo que habéis hecho con ella. En lo que todavía falla es en lo de su cama, que se dedicó a robar la cama a Jaco en cuanto podía!!! jajaja
      Y por supuesto muchísimas gracias a vosotros por compartir un fantástico fin de semana con nosotros y con ese sol de niña que es Alba. Besos para los 4!!

Deja un comentario

Copyright © 2009-2011 Mi vida con un Beagle. Licencia Creative Commons. Puede usarse todo el contenido con mención expresa de su origen.