browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

¡Qué verguenza!

Publicado por en 20 mayo, 2009

En la entrada de hoy no voy a hablar de Jaco, ni de mí, sino de algo que me parece vergonzoso, y que se extiende por muchas zonas de este país, todavía llamado España, y creo que por todo el mundo mundial.

Todo aquel que sigue este blog sabe, y si no lo sabe no sé que ha estado leyendo, soy el orgulloso propietario de un cachorro de Beagle. Como propietario que soy, tengo atribuida la responsabilidad sobre mi perro. Responsabilidad, según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española significa, “Cualidad de responsable”; y responsable a su vez, “Obligado a responder de algo o por alguien”. Así pues, como propietario, he de responder por mi mascota.

Esta obligación de respuesta en nombre de alguien, esta contemplada jurídicamente dentro del ordenamiento español en el Articulo 1.905 del Código Civil, que dice: “El poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causaré, aunque se le escape o extravíe. Solo cesará esta responsabilidad en el caso de que el daño proviniera de fuerza mayor o de culpa del que lo hubiese sufrido”. Por tanto, si nuestro perro, aun escapándose, causara algún daño a alguien, como por ej. que lo mordiese, seremos responsables de ese daño causado y tendremos que responder por el mismo. Lo mismo ocurrirá si otro perro se escapase y profiriera algún mordisco a nuestra amada mascota, el dueño del perro mordedor, deberá correr con los gastos del veterinario y cualesquiera derivados de la atención del perro lastimado.

Bien, pues esto, que parece lo más normal del mundo, y con lo que todo propietario de perro está de acuerdo (sobre todo con lo de que si otro perro ataca al nuestro, se nos paguen los gastos de veterinario), parece que para algunas personas la responsabilidad es selectiva. Y digo que es selectiva, porque muchos acogen las ideas anteriormente reflejadas, pero no tienen claro que recoger los excrementos de sus perros es también responsabilidad suya.

Jaco todavía no controla bien el tema de los esfínteres fuera de casa, y por desgracia para mí, solo de vez en cuando hace sus necesidades fuera del patio, pero desde el primer día, soy consciente que si mi perro “caga”, soy yo el que lo tiene que limpiar, y nadie más tiene que padecerlo.

Todo esto viene, porque esta mañana, durante nuestro paseo matutino, tras haber logrado que Jaco hiciera sus cosas en la playa, cuando volvíamos por la zona verde de la urbanización, hemos tenido que ir sorteando los zurullos de multitud de perros, como si estuviésemos en un campo de entrenamiento militar en plenas maniobras, o jugando a “evita la mina”. Pero es que además, uno de mis vecinos, observaba como su can defecaba en la arena, y dejaba allí el oloroso producto, a la vista de todos.

Yo no soy quien para dar lecciones de ninguna clase a nadie, pero no he podido por menos que acercarme a él para amonestarlo verbalmente. Mi vecino, de nacionalidad inglesa, se ha intentado amparar en que no entendía la lengua de Cervantes para no atender; pero por desgracia para él, mis conocimientos en la lengua de Shakespeare son suficientes para sacarle los colores. Las distintas excusas que me ha dado, han ido desde que “era la primera vez que eso ocurría”, hasta “que se había quedado sin bolsitas”; así que le he dado una de las mías, y le he obligado a que recogiera la deposición de su perro. No sé si este hijo de la Gran Bretaña, ha recogido la mierda por que lo he amenazado con que yo mismo iría a su casa a cagarle en su patio, o por que pensaba denunciarlo ante la Policía Municipal.

Es totalmente vergonzoso que estas cosas sigan pasando, y que únicamente funcione como elemento disuasorio la amenaza de la multa. Y no es cuestión de que el personaje que me he encontrado sea inglés, que también lo hacen muchos españoles, o de cualquier otra nacionalidad.

Así que por favor, si tenéis una mascota, recoged sus deposiciones, y demostrad quien de los 2 es el animal racional.

Algunos dueños deberían tomar ejemplo de esta imagen

Algunos dueños deberían tomar ejemplo de esta imagen

4 Ladridos a ¡Qué verguenza!

  1. Gaviero

    Querido amigo, el nivel de civismo en este país anda un poco relajado, como todo él, y lo peor es que dónde pacemos y laboramos supera por abajo con mucho, la media. Y salvo honrosas excepciones, tú y otros pocos, el personal no hace nada por arreglarlo, mirando a otro lado como siempre. Lo raro es que los extranjeros, lejos de sus reglamentadas y pudorosas y educadas y frías vidas, parecen contagiarse a ritmo forzado. En fin, paciencia. Un saludo y buenos humos

  2. Luis

    Es bueno saber que Jaco tiene dueños responsables, en todo el sentido de la palabra, las calles de Madrid son campos minados y eso que la multa “corrige” la conducta y el Ayuntamiento ayuda con los suministros (bolsas y depositos)

    Por este tipo de personas, que son tambien los que al pillar unas buenas vacaciones dejan el Perro en cualquier Gasolinera, es que nosotros (los dueños responsables) no podemos ir a Playas, Terrazas y algunos parques.

    Mucho tema de educacion y civismo, pero al final solo funciona como respuesta o temor a la sancion administrativa.

    Un abrazo!
    Luis

  3. ORENSANARRR

    pues no te digo nada cuando aparece tu hija con la caca en la mano … cogeria al dueño y se la pondria en la cara a modo de mascarilla
    un beso

Deja un comentario

Copyright © 2009-2011 Mi vida con un Beagle. Licencia Creative Commons. Puede usarse todo el contenido con mención expresa de su origen.